La próxima consola de sobremesa se dió a conocer anoche durante el evento The Game Awards de forma inesperada.

Y es que el anuncio que se dió de forma críptica durante los The Game Awards 2019, presentó el nombre y apariencia oficial por primera vez, esto, después de mantener por mucho tiempo a la consola bajo el nombre en clave de “Project Scarlett”.

Según el jefe de Xbox, Phil Spencer, Xbox Series X, es la consola más poderosa que la desarrolladora ha creado hasta el momento. Si bien Microsoft no reveló muchos detalles nuevos sobre la Serie X, sabemos que la consola tendrá un trazado de rayos en tiempo real, que contará con la CPU Ryzen de tercera generación y la tecnología de gráficos Navi. La consola de próxima generación también será totalmente retrocompatible con los juegos de las Xbox anteriores, ademas Microsoft aprovechó esta oportunidad para anunciar una exclusiva de la Serie X, Senua’s Saga: Hellblade 2.

También se dio a conocer la fecha en la que llega esta nueva consola, será durante las festividades del 2020, es decir, cerca de navidad y con muchos videojuegos aún por enseñar, lo que nos depara un nuevo año cargado de grandes anuncios y lanzamientos.

Desde Microsoft comentan:
Desde un punto de vista técnico, sus gráficos se verán reflejados a nivel mundial en 4K a 60FPS, con posibilidad de hasta 120FPS, incluido el soporte para frecuencia de actualización variable (VRR) y capacidad de 8K. Impulsado por nuestro procesador de diseño personalizado que aprovecha la última versión de Zen 2 y la arquitectura RDNA de próxima generación de nuestros socios en AMD, Xbox Series X ofrecerá un rastreo de rayos acelerado por hardware y un nuevo nivel de rendimiento nunca antes visto en una consola. Además, nuestra tecnología patentada de sombreado de velocidad variable (VRS) permitirá a los desarrolladores sacar aún más provecho de la GPU Xbox Series X y nuestra SSD de próxima generación eliminará virtualmente los tiempos de carga y llevará a los jugadores a sus mundos de juego más rápido que nunca.

    Estamos minimizando la latencia al aprovechar la tecnología como el Modo de baja latencia automática (ALLM) y brindando a los desarrolladores nuevas funcionalidades como Dynamic Latency Input (DLI) para hacer que Xbox Series X sea la consola más receptiva de la historia. Xbox Series X también está diseñado para un futuro en la nube, con capacidades únicas integradas en el hardware y el software para que sea lo más fácil posible llevar juegos geniales tanto a la consola como a otros lugares. Xbox Series X ofrecerá un nivel de fidelidad e inmersión diferente a todo lo logrado en generaciones anteriores de consolas.