Los asistentes virtuales (VPA) cada día despiertan más popularidad entre los consumidores de smartphones, porque tienen la capacidad de intuir lo que quiere el usuario -en función de la información que tiene a disposición- y proponerle la mejor alternativa para satisfacer sus necesidades.

Según un estudio realizado por Gartner (especializada en el mercado tecnológico), el Virtual Personal Assistant es utilizado por el 42% de los consumidores en Estados Unidos y el 32% de los usuarios en Reino Unido. Se espera que estas cifras poco a poco vayan alcanzando al resto de países del mundo, estimándose que para el 2020 las interfaces zero touch estarán disponibles en 2 billones de terminales, entre smartphones y dispositivos de Internet de las cosas.

Esto lo tiene claro Huawei -el tercer fabricante de telefonía móvil más grande del mercado internacional- y por eso anunció que desarrollará su propio VPA; compitiendo con Siri (Apple), Alexa (Amazon) y Google Assistant.

Este nuevo asistente estaría orientado al mercado asiático únicamente, dadas las dificultades que entraña trabajar en un interfaz de lenguaje y voz. Los dispositivos Huawei de gama alta en Estados Unidos llevan instalado Alexa, y no está en sus planes cambiar esto.

La marca se ha lanzado de cabeza en el desarrollo de su propio VPA con cerca de 100 ingenieros, su objetivo es lograr liderar en su país natal y no depender de otras compañías en China. La compañía se manifiesta ambiciosa y aspira a convertirse en el mayor inversor en investigación y perfeccionamiento del mercado móvil, centrándose en la fabricación de semiconductores, inteligencia artificial y aprendizaje de máquinas.

Aunque por el momento las aspiraciones de Huawei no son incluir otros idiomas en su VPA, ¿quién
sabe? Quizá en algunos años comience a implementarse en todo el mundo y puedas tenerlo en tus manos.

Lo que está claro es que los próximos años serán clave para determinar si el asistente personal virtual se convierte en un imprescindible para los smartphones.