Los valores de las prendas siguen representando la exclusividad de la marca.

Ya han pasando unos meses desde que se presentó a la comunidad gamer el acuerdo entre el videojuego League of Legends y la marca de ropa Louis Vuitton, la que unió a ambas marcas para la creación de prendas exclusivas y el lanzamiento de diseños únicos de pago para ciertos personajes que llevan por título “TRUE DAMAGE”.

Pero desde el lanzamiento de las prendas en la página oficial de “LV”, algunos usuarios del juego han hecho conocer su molestia en los foros oficiales sobre las primeras prendas que han surgido como fruto de este acuerdo, y algunas de ellas como zapatos, bolsos o pantalones, se mueven en cifras que oscilan entre los 1.000 dólares o 1.250 e incluso que en algunos casos se acercan a los 2.000.

Estos valores están muy alejados de lo que que maneja generalmente el usuario promedio de un MOBA, sobre todo gratuito, pero son precios que si manejan los compradores típicos de la marca. Además la condición de prendas limitadas, solo ha hecho que el valor de estas aumente más en el mercado.

“Es un honor contar con Louis Vuitton como socio oficial. Sus diseños tendrán un gran impacto en el aspecto, la sensación y el nivel de prestigio del más importante evento de League of Legends”, comentan los portavoces de Riot Games, creadores del juego, al momento en el que se cerraba el acuerdo. “Esta es una asociación histórica que demuestra el impacto que Riot Games y League of Legends han tenido en la industria en las últimas nueve temporadas de esports”.

En tanto el mismo diseñador ha dejado claras sus ideas alrededor del proyecto en una entrevista con la revista de moda Vogue. “Millones de jugadores disfrutarán de League of Legends, y si alcanzan los niveles más altos podrán disfrutar a Qiyana y Senna con sus aspectos de Vuitton, esta colección es una extensión de ello”, comenta. “Es emocionante ver cómo el mundo virtual se transforma en objetos para la vida real y se convierte en una nueva voz para la creatividad”.