El Phishing es un término relacionado con la estafa a través de internet en donde se roban datos privados de los usuarios con el fin de ingresar a sus cuentas bancarias.

Con el fin de evitar que estos fraudes ataquen a los usuarios, Google anunció que próximamente Gmail instaurará nuevas medidas de seguridad en donde las empresas puedan acreditar su autenticidad evitando así que los usuarios se vean afectados por personas mal intencionadas.

El método a implementar funcionará bajo el estándar BIMI (Brand Indicators for Message Identification), en donde las empresas podrán comprobar su identidad y la propiedad de su dominio de correo electrónico, obteniendo de este modo el logo.

“BIMI está comenzando por respaldar la validación de logotipos de marcas comerciales, ya que son un objetivo común de la suplantación de identidad”, indicaron desde Google.

Con estas medidas las empresas deberán conceder a Gmail varios datos que certifiquen que son reales, forma que también ha sido instaurada por algunas redes sociales.