La seguridad en la vida diaria y online es una preocupación constante. Confiamos en las aplicaciones que descargamos, en las cuales ingresamos datos personales o compartimos fotografías. Nos aseguran que estaremos a salvo y que ninguna de nuestras acciones será pública sin nuestro consentimiento, sin embargo, las grandes aplicaciones como Facebook nos han decepcionado enormemente los últimos días y no es primera vez que nos sorprenden negativamente.

Tras una masiva filtración de datos que afectó a más de 500 millones de cuentas de Facebook en el mundo, sus dueños se reservaron el derecho de informar a los usuarios si habían sido uno de los tantos afectados.

Si bien parece que no se filtraron claves de acceso, se cree que los correos electrónicos y números de teléfono de los usuarios si resultaron expuestos, además del nombre completo y fecha de nacimiento, según consigna Business Insider. Lamentablente esta información al haber estado expuesta de manera pública, pudo haber caído en manos de gente maliciosa que está presente en la web, por lo cual, la recomendación principal por ahora es cambiar las claves de acceso en cuanto puedas.

De las 533 millones de cuentas afectadas en el mundo, alrededor de 7 millones corresponden a usuarios chilenos, cifra bastante baja si se compara con otros países como Brasil (8 millones), México (13 millones) o Estados Unidos (32 millones), pero que tomando en consideración la cantidad de habitantes de cada uno de estos, se vuelve realmente preocupante.

Expertos y no tan expertos en tecnología, han decidido dejar de usar la plataforma de Mark Zuckerberg, a causa de las constantes fallas de seguridad y también porque es el mismo Facebook quien comercializa con tu información, invadiendo la privacidad de cada uno de sus usuarios incluso en los chat.