Si estás leyendo este artículo es porque seguramente eres de los muchos usuarios de Whatsapp que utiliza la aplicación a diario haciendo uso de esta popular característica. Bueno por si no lo sabías, cuando envías una fotografía tomada desde tu teléfono a otra persona, la aplicación reduce el tamaño del archivo para mejorar la carga y descarga de esta, lo cuál perjudica directamente a la imagen, quitándole calidad (resolución).

Si quieres enviar una imagen sin que se vea afectada su calidad, entonces debes “engañar a Whatsapp” de la siguiente manera:

Es importante mencionar que si tu fotografía no aparece dentro de “documentos” tendrás que moverla ahí desde la galería antes de comenzar este proceso.

Y eso es todo, bastante fácil y útil sobretodo cuando ocupamos la aplicación para fines de estudio o trabajo. Un último consejo, al hacer una carga de foto o video en calidad original puede que tarde más tiempo de lo normal por la cantidad de datos que se están subiendo por lo cuál te aconsejamos dentro de lo posible hacer esta acción cuando estés conectado a una red Wifi, para mejorar la estabilidad, rapidez y no consumir los datos de tu plan móvil.