¿Cuánto consume un refrigerador en watts?

Un refrigerador es un aparato muy práctico que sirve para almacenar alimentos, mantener las bebidas frías y conservar las sobras. Sin embargo, también tiene un gran consumo de energía. La cantidad de energía que consume un refrigerador depende del tamaño, las características y el coste.

Por ejemplo, un modelo pequeño y económico consume unos 0,12 dólares por vatio.

En cambio, un modelo sofisticado y de bajo consumo puede consumir tan sólo 0,08 dólares por vatio.

En este artículo, explicaremos cuánto consume un refrigerador en watts, los factores que influyen en ello y las mejores estrategias para reducir sus costes energéticos.

¿Quieres conocer el consumo de energía de otros electrodomésticos? Conoce cuál es la secadora que puede consumir menos energía.

¿Cuál es el consumo de energía de un refrigerador?

Un refrigerador puede almacenar alimentos y bebidas y mantenerlos a una temperatura de alrededor de 0°Celsius, que es lo suficientemente fría como para evitar que se estropeen y aumentar su vida útil. Esta temperatura se denomina temperatura del refrigerador y se define como la temperatura a la que los alimentos se encuentran en su estado energético más bajo.

Cuantos más alimentos, bebidas y otros artículos se almacenen en el refrigerador, más fríos y más tiempo se mantendrán. Cuanta más energía consume el refrigerador, más le costará en electricidad, gas natural y otros recursos.

El refrigerador es un aparato que consume el 80% de la energía que utilizan los consumidores en Estados Unidos.

De hecho, el refrigerador consume más energía que todos los demás aparatos juntos.

Algunos refrigeradores están diseñados para ser energéticamente eficientes y funcionan de forma más eficaz que otros. Esto viene determinado principalmente por la eficiencia del compresor, el tamaño y el diseño del mismo y el aislamiento de las paredes y puertas del aparato.

Factores que influyen en cuánto consume un refrigerador en watts

El consumo de energía de un refrigerador está influenciado por muchos factores, los más importantes de los cuales se comentan a continuación.

Tamaño

El tamaño de un refrigerador es el factor que más influye en su consumo energético.

Según el volumen y el peso de lo que almacene, un refrigerador grande puede consumir entre un 100 y un 200% más de energía que uno pequeño. En comparación, una máquina de hacer hielo puede consumir hasta un 16% más de energía.

Calefacción y refrigeración

Un refrigerador está diseñado para mantener una temperatura de alrededor de 0°Celsius. Esta es la temperatura más fría a la que se pueden almacenar los alimentos. Si la temperatura desciende por debajo de este nivel, los alimentos se estropean rápidamente. Para mantener esta temperatura, el refrigerador necesita consumir energía. De ello se encarga el sistema de calefacción y refrigeración.

 La eficacia del sistema de calefacción y refrigeración de un refrigerador afecta a la cantidad de energía que consume.

Un refrigerador que funciona constantemente consumirá más energía, ya que mantiene constantemente una temperatura determinada.

mano cerrando refrigerador
Mientras menos abras el refrigerador, menos energía consume.

Los refrigeradores que sólo funcionan cuando se abre la puerta para utilizarlos consumen menos energía. Esto se debe a que no funcionan constantemente para mantener una temperatura constante.

Control de la humedad

La humedad de un refrigerador es una de las causas fundamentales de la mala conservación de los alimentos.

Un alto nivel de humedad puede hacer que los alimentos se estropeen más rápido y que aparezca moho.

La humedad de un refrigerador debe estar entre el 35% y el 50%. Si la humedad es mayor, se necesita más energía para mantener la temperatura adecuada.

Si la humedad es menor, los refrigeradores tienen que trabajar más y consumir más energía.

Control de la temperatura

La temperatura dentro de un refrigerador es muy importante para la calidad de los alimentos almacenados. Si la temperatura del refrigerador es demasiado baja, los alimentos no se conservarán el tiempo suficiente y empezarán a pudrirse. Si la temperatura es demasiado alta, los alimentos fríos tardarán más en alcanzar la temperatura adecuada y también pueden estar expuestos a bacterias dañinas.

Mantener la temperatura a 0 °C o justo por debajo de esta cifra garantiza que los alimentos sean seguros y comestibles durante mucho tiempo.

La temperatura dentro de un refrigerador se controla mediante un termostato. El termostato es un sensor que determina cuándo la temperatura del refrigerador es superior o inferior a la deseada y envía una señal al compresor. El compresor aumenta o disminuye el flujo de refrigerante hacia el evaporador, lo que modifica la temperatura del interior del aparato. El compresor también aumenta o disminuye su velocidad en función de la señal.

Funciones automáticas

La mayoría de los refrigeradores están equipados con características que los hacen más eficientes energéticamente. Algunas de estas características incluyen abridores automáticos de puertas, luces que se encienden cuando se abre la puerta y sensores que activan el compresor si la puerta se deja abierta durante demasiado tiempo. Todas estas características están diseñadas para reducir el tiempo de uso del refrigerador y aumentar su eficiencia energética.

Algunos refrigeradores convenientes para el consumo energético

Aunque podamos encontrar entre los refrigeradores de frío directo uno de buen consumo general, si hacemos una comparativa a nivel general, los refrigeradores no frost tienen clasificaciones energéticas más altas (es decir, alta eficiencia energética). Por lo tanto con esta clase de refrigeradores, podemos reducir el consumo de energía general.

refrigerador no frost con buen consumo de kwh/mes

Aquí entregamos un listado de algunos de los refrigeradores en Abcdin que tienen buen nivel de consumo kilowatt por hora:

Para ver mejor estos datos, en Abcdin.cl, encontrarán claridad en nuestra grilla de datos en el siguiente apartado:

como encontrar la eficiencia energetica de los refrigeradores en Abcdin

Conclusión

Los refrigeradores que se encuentran en muchos hogares consumen mucha energía. Son muy útiles para mantener los alimentos y las bebidas a una temperatura adecuada durante mucho tiempo. Sin embargo, los refrigeradores consumen una cantidad importante de energía, lo que ha provocado un aumento espectacular del precio de la energía. En los últimos años, muchos refrigeradores se han hecho más eficientes energéticamente y ahora sólo consumen una pequeña cantidad de energía. Sin embargo, todos los refrigeradores siguen necesitando un mantenimiento para evitar complicaciones y averías eléctricas o mecánicas.

En el consumo de energía de un refrigerador influyen muchos factores, los más importantes de los cuales se han comentado anteriormente.  El tamaño de la unidad, la calidad y eficiencia del compresor y el control de la humedad son los más importantes.

Conoce más trucos para reducir el consumo eléctrico en casa en este artículo.