¿Estás pensando en adquirir un equipo de música y no sabes cuál es el ideal para ti? A continuación podrás comparar las características de los minicomponentes y los microcomponentes. La principal diferencia entre ellos es su tamaño y las funciones que ofrece cada uno.

Existen diferentes parámetros para medir la potencia de un equipo y es importante conocer sus diferencias para tomar una buena decisión:

– PMPO: es la salida máxima de “potencia musical” y representa el máximo nivel de sonido que puede soportar un amplificador por un período corto de tiempo. En palabras más simples, es la potencia del equipo para reproducir el sonido más alto de una batería u otro instrumento en una canción y se mide en Watts. Sin embargo, la mayoría de los fabricantes usa valores poco exactos y no muy comparables, porque el PMPO está medido en condiciones ideales.

– RMS: significa raíz cuadrada media y representa el valor promedio de potencia que tienen los sistemas de audio, es decir, si su valor RMS es de 40 Watts, funcionarán con esa potencia la mayor parte del tiempo. Este sí es un buen indicador para saber qué tan fuerte sonará tu equipo y permite compararlo con distintos modelos.

Revisemos los principales atributos de estos dos sistemas de audio:

1. Minicomponentes

  • Sus parlantes son más grandes que los de un microcomponente y algunos incluso incluyen subwoofers.
  • Suelen pesar bastante, porque no están diseñados para trasladarse de un lugar a otro con frecuencia.
  • Incluyen sintonizador de radio.
  • Normalmente tienen más de un puerto USB.
  • Su potencia RMS fluctúa desde 230 hasta 4800 Watts en los modelos más costosos.
  • Cuentan con espacio para 1 o más CDs.
  • Tienen un alto consumo de corriente.
  • La mayoría de los modelos tiene Bluetooth
  • Incorporan conexión RCA (para televisión, DVD, etc.) en la mayoría de los modelos.
  • Algunos también permiten reproducir DVD y proyectarlos en un televisor.
  • Normalmente cuentan con control remoto.

2. Microcomponentes

  • Incluye 1 o 2 parlantes pequeños.
  • Son compactos ya que están diseñados para transportarse fácilmente.
  • Algunos cuentan con atractivos diseños de colores, para contribuir a la decoración del lugar en el que se encuentran.
  • Generalmente sus parlantes son estéreo.
  • Incluyen sintonizador de radio.
  • Los modelos modernos incorporar un puerto USB.
  • Su potencia RMS se encuentra entre 15 hasta 230 Watts.
  • Algunos cuentan con espacio para 1 CD y otros ni siquiera tienen lector, por su baja tasa de uso.
  • Son muy económicos en el uso de corriente eléctrica.
  • Los modelos de gama media y superior incorporan Bluetooth.
  • Incorporan conexión RCA en los modelos más costosos.
  • Normalmente cuentan con control remoto.

Ambos sistemas de audio en sus equipos de gama alta, incorporan entradas para iPod, iPhone, Docking Station y lector para tarjetas Micro SD

¿Cuál es el indicado para mí?

Todo depende de gustos, pero en general los minicomponentes son ideales para usar en espacios amplios o a los que llegue mucho ruido exterior, así como para reproducir música en eventos y fiestas. Los microcomponentes debido a su menor potencia, son ideales para habitaciones cerradas o espacios pequeños en los que quieras escuchar música sin molestar a quienes se encuentren cerca. Además, puedes transportarlos y cambiarlos de lugar sin problemas.

Por último, la mejor forma de saber cómo suena un equipo, es probándolo. Puedes llevar a la tienda una canción de buena calidad que conozcas, en tu pendrive, smartphone o CD y pedirle al vendedor que la reproduzca. ¡Notarás de inmediato la diferencia entre el sonido que esperas y el que obtienes!