¿Cuántos televisores hay en tu hogar? Hoy en día es común tener más de uno, siendo mayoritariamente de pantalla plana, LCD, LED o Smart-TV. Ahora bien, ¿cómo están posicionados? Ésta es una pregunta que quizás no te has hecho, sin embargo su relevancia podría sorprenderte.

Adecuar la pantalla a una ubicación correcta puede mejorar tu experiencia como televidente. A la vez, te ayudará a prevenir complicaciones de salud, derivadas de una mala posición. Si quieres saber más, continua leyendo este artículo y entérate de cómo instalar tu televisor.

La altura de tu televisor

No hay un consenso en la comunidad médica sobre cuál es la altura indicada para instalar el televisor, debido a que esto dependerá de las pulgadas de la pantalla. Sin embargo, sí se advierte que ésta debe estar, como mínimo, entre 85 a 100 centímetros del suelo, de modo que quede al nivel en que se encuentran los ojos cuando estamos sentados (o acostados, si se trata de un dormitorio). Ponerlo muy alto o muy bajo resulta perjudicial, ya que la vista debe desviarse más de lo normal, aumentando las posibilidades de desarrollar enfermedades a la retina o a la córnea, y debilitando en general la capacidad visual.

Una forma de saber si la posición de tu televisor respecto al piso es la correcta, es sentándote derecho frente a él y cerrando tus ojos unos momentos. Busca (con los ojos aún cerrados) que tu vista esté centrada y luego ábrelos lentamente, sin moverlos. Si la parte central de tu TV está sobre o bajo ese punto, quizás debas ajustarlo un poco.

Generalmente, el uso de muebles como un closet TV, te permite ubicar el artefacto justo a la altura recomendada para no dañar tus ojos. Además, puedes disponer de otros objetos decorativos alrededor, que harán a tu espacio lucir aún más agradable.

La distancia de tu televisor

Si bien este factor dependerá de tu agudeza visual, es importante tomar algunas consideraciones. Tu TV debe estar ubicada a una distancia en que te sea posible ver detalles sin forzar los ojos, ya que estar muy cerca podría deteriorarlos.

Digitalac, agrupación científica dedicada a la investigación tecnológica, recomienda situar la pantalla a una distancia aproximada de 2 veces la altura de tu televisor, centrada en relación a la que será tu posición. Por ejemplo, si tu pantalla mide 120 centímetros de alto, lo óptimo sería ubicarla a una distancia de 240.

La iluminación también es importante a la hora de instalar el televisor. Si la habitación está totalmente oscura, es probable que no veas con la misma eficiencia con que lo harías con la luz encendida, ya que la retina no estará lo suficientemente estimulada como para percibir detalles.

El ángulo de tu televisor

Idealmente, debes ubicarte en el frente exacto de tu pantalla, para ver sin generar deterioro visual. Sin embargo, esto casi nunca ocurre si tenemos familia o un grupo de amigos con las mismas ganas de ver la TV. En ese caso, el ángulo de visualización de quienes no están sentados directo a la pantalla, no debe ser mayor a 30° del centro. ¿Has notado como en el cine los asientos laterales son menos usados? Es por la misma razón: forzar los ojos hacia un lado puede ser dañino para la vista.

Como ves, instalar el televisor no es una tarea antojadiza. Debes escoger muy bien el lugar, para que compartir una película, programa o partido junto a tus seres queridos sea una experiencia realmente ¡genial!.