¡Una nueva semana, un nuevo tema para ayudarte a disfrutar tus gadgets tecnológicos con todo!

Como seguramente ya te has dado cuenta, marzo está a la vuelta de la esquina, y todos tenemos que volver al trabajo, universidad o colegio. ¿Y qué usamos casi siempre que vamos camino a… en metro, micro o a pie? Audífonos para escuchar música o nuestro programa de radio favorito.

Pensando en este indispensable accesorio, nuestro buen amigo Charly preparó un entretenido video con detalles sobre audífonos y aspectos técnicos que te va a encantar. Y nosotros, para complementar decidimos ayudarte con algunos tips para que esos lindos y onderos audífonos te duren por años!

 

¿Cómo tengo que cuidar mis audífonos?

Lo primero que tienes que saber es que el cable es la parte más sensible y la que más frecuentemente falla. Por eso nunca debes enredarlos en el mismo dispositivo ya que esto provoca una tensión innecesaria que dañará el cable. Si el cable se daña, la calidad de audio captado disminuirá.

Siguiendo con los auriculares, debes tener ojo con el lugar donde los guardas. Por lo general cuando dejamos de escuchar música tiramos los audífonos al fondo de la mochila o los guardamos en el bolsillo del pantalón.

¡No escuches la música tan fuerte! Primero porque tus oídos te lo agradecerán y segundo porque debido a la forma en que están diseñados, al reproducirse sonidos en niveles extremos, el tamaño de las ondas de sonido cambia de tamaño los componentes del parlante, haciéndolos más grandes, lo que después de un tiempo, aflojará las piezas del audífono. ¿Cómo saber si ya el daño está hecho? Escucharás un zumbido constante.

 

Evita que las frecuencias de los bajos estén muy graves ya que los audífonos normales no pueden soportarlas. Si lo vas a hacer, busca otros que lo soporten.

 

El precio sí influye. La calidad y duración de tus audífonos es directamente proporcional al precio que pagaste por ellos. No les puedes exigir más a algo que te costó muy barato.