Te levantas en la mañana, luego de realizar tu rutina diaria, te diriges lleno de esperanzas para iniciar un buen día. Acto seguido, tomas tu computador para trabajar y … sucede lo que nadie quiere, el navegador anda lento y eso atrasa tu proceso productivo diario.

Existen múltiples razones por la cual puede estar pasando esto, desde simplemente no limpiar constantemente el navegador hasta no haber realizado una actualización de este. Sea cual sea el problema, la verdad es que el principal navegador usado en el mundo es Google Chrome, seguido muy atrás (pero subiendo como nunca antes) Microsoft Edge.

Hoy te enseñaremos pequeños trucos para acelerar tu navegador, con tal de que vuelvas a sentir la velocidad que necesitas. Quizás te resulten familiares, pero estamos seguros que más de alguna vez, cometiste algún error.

Actualizaciones

No olvides que las actualizaciones siempre son importantes, ya que te permitirá navegar mucho mejor y permitiendo que funcione con mayor rapidez. Si usas Chrome ve a Ayuda > Información de Google Chrome, o escribe en la barra de direcciones chrome://settings/help y ya podrás acceder a las actualizaciones en caso que haya disponibles.

Reiniciar el navegador

Puede que hayas intentado todo, pero sigue funcionando lento tu navegador, pero ¿probaste reiniciándolo? Quizá el problema esté en esta simple acción y solo deberás cerrarlo desde el menú. Para eso ve al menú Chrome> salir de Chrome y vuelve a abrirlo. Ya podrás hacer todo con mucha más fluidez.

Revisar las extensiones

Caemos muy fácilmente en el acumular cosas que no nos sirven o ya no usamos y tal como cuando hacemos una limpieza en nuestro hogar, debemos hacer lo mismo con nuestro navegador. Revisa las extensiones que tienes instaladas y borra las que ya no utilizas. La acción es muy fácil y deberás acceder a ellas a través de los 3 puntos superiores, para luego seleccionar Más herramientas > Extensiones, o escribe esta ruta en la barra de direcciones de Chrome chrome://extensions/

Aquí podrás ver todo lo que tienes en el navegador. También existe la alternativa de deshabilitar extensiones marcando simplemente la opción.

Muchas pestañas abiertas

Puede que este punto te parezca insólito, pero el tener demasiadas pestañas abiertas también afecta el rendimiento del navegador, por lo que la primera recomendación sería abrir solo lo necesario, sin embargo, si es necesario que tengas todo abierto a la misma vez, puedes suspenderlas, con tal de que la URL se guarde sin consumir recursos. La extensión The Great Suspender te ayudará bastante.

Reproducción automática de videos

No lo creerás, pero ésta es una de las tareas que más recursos consume. Gracias a las extensiones es posible detener su reproducción automática, ayudando así a que Chrome ande más rápido. AutoplayStopper es una buena recomendación para evitar la reproducción automática.

Encuentra los mejores Notebooks y al mejor precio, solo en ABCDIN
HACIENDO CLICK ACÁ