7 tips para limpiar correctamente tus muebles de madera

7 tips para limpiar correctamente tus muebles de madera

Con el tiempo y el uso, los muebles de madera van acumulando manchas y suciedad difíciles de eliminar con cualquier producto de limpieza. Hoy te mostramos 7 tips para llevar a cabo adecuadamente esta labor.

1. Comienza por etapas

Uno de los consejos más importantes es limpiar los muebles por etapas, comenzando con un limpiador más suave que no represente ningún peligro para la integridad del acabado. Por ejemplo, puedes intentar con un detergente para lavavajillas, pero sólo una gotita en una bola de algodón. Examina cómo responde en el interior de la pata de la silla y continúa su uso si resulta bien. Si no funciona, prueba gradualmente con una solución más fuerte.

2. No utilices cloro

El cloro es nuestra primera opción a la hora de quitar manchas difíciles, ya que suele resultar muy eficiente en superficies cerámicas o de mármol. Sin embargo, querrás evitarlo en madera. Sus componentes químicos pueden llegar a corroer y borrar el color, siendo en este caso mejor utilizar una solución de dos cucharadas de vinagre blanco o de manzana diluidas en una taza de agua.

3. Evita la humedad

La humedad es la mayor enemiga de los muebles de madera, ya que hace que esta se hinche. Es por esto que al poner objetos encima, encontramos luego los ya conocidos aros blancos que son tan difíciles de quitar. Para evitarlos, después de usar productos líquidos para limpiar, sécalos con un paño, tela absorbente o bien con un secador para cabello a temperatura normal.

4. Usa lustra muebles al menos una vez por semana

Este tipo de mobiliario puede ir perdiendo su brillo natural con el tiempo, razón por la cual es fundamental utilizar un lustra muebles. Este paso no sólo te ayudará a mantener ese tono suave y elegante que el material proporciona, sino que también a protegerlos de grietas y rayones. Si no quieres usar un producto de los que ofrece el mercado, puedes hacer tu propio lustra muebles con aceite de almendras.

5. Aprende a limpiar sobre barniz

La madera barnizada genera inseguridad de limpiar cuando se mancha, ya que existe temor a remover el brillo característico de este producto. Usando agua y detergente suave para loza puedes remover la suciedad sobre el
barniz, siempre usando paños y esponjas que no abrasen la superficie. Procura también eliminar el exceso de polvo constantemente para que este no se incruste.

6. Ojo con la madera natural

Los muebles que fueron hechos con madera en su estado más puro (sin lacar o barnizar), requieren cuidados particulares para lograr una mayor vida útil. En primer lugar, debes evitar tenerlos en lugares húmedos y oscuros,
ya que la madera que no está tratada puede generar hongos y microorganismos con mucha facilidad. La mejor forma de eliminarlos si aparecen es con lijado suave, ya que cualquier otro método podría crear astillas.

7. No olvides ventilar

A veces el paso de más importancia en la limpieza es al mismo tiempo el que con más frecuencia solemos olvidar. Ventilar el área en que estás aseando tus muebles de madera durante y después de usar los químicos de limpieza, es muy importante para evitar náuseas, dolores de cabeza e incluso intoxicaciones.

Es importante conocer con qué tipo de madera y acabado estás tratando antes de aventurarte a usar cualquier producto sobre tus muebles. Si evitas la humedad y los químicos corrosivos, de seguro podrías tener excelentes resultados y tus muebles se mantendrán en buen estado.

¡Encuentra lo mejor en muebles en ABCDIN!