¿Encontraste una moto que se adecúa perfectamente a ti? ¡Felicitaciones! Seguramente se te vendrán épocas memorables, de ti y tu nueva adquisición cruzando paisajes de ensueño. Pero si realmente quieres que la relación con tu primera moto sea como de película, entonces hay algunos tips que debes tomar en cuenta.

Toma un cuaderno de notas, el lápiz más cercano que tengas y anota estos consejos para que tu moto nueva tenga el cuidado diario que se merece.

1. Averigua la dirección a la que quieres ir

No por nada se dice que la tecnología está al servicio de la humanidad. Si antiguamente uno debía consultar con un mapa, o ir preguntando en la calle para saber por tal o cual lugar, ahora es posible ver la dirección en tu celular y ya está.

Recuerda, es tu primera moto. Si tienes una ruta fija en tu cabeza, irás más atento al camino, en lugar de estar volteando la cabeza, buscando números, y por ende aumentando el riesgo de sufrir un accidente.

2. Revisa siempre los espejos

Sí, suena tan evidente como cuando vas en auto, pero la diferencia es que con una moto nueva el escenario es un poco diferente: lo más probable es que necesites una llave inglesa para poder moverlos, porque son más duros que los espejos de auto.

Por eso, revísalos siempre antes de salir, porque una vez que saliste ya no podrás corregir la posición, salvo que estés llevando contigo una llave inglesa o una herramienta por el estilo. Recuerda: ponte sobre tu moto, en posición de manejo, lo más cómodo posible, para asegurarte de que queden bien alineados.

3. Ponte la ropa adecuada

Un buzo o un jeans no te cuidarán de una posible caída, y si quieres cuidar tu moto, primero debes ser capaz de cuidarte a ti.

Lo primero y más importante: lleva siempre un casco puesto, jamás te subas a la moto sin uno. Otra buena alternativa es la de comprar pantalones blindados, los que pueden llegar a protegerte muy bien de potenciales caídas. Asegúrate además de utilizar el calzado correcto, que sea capaz de adherirse firmemente en calles resbaladizas, por lluvia, aceites o la sustancia que sea, así evitarás el riesgo de caer y dañar tu moto nueva.

4. Maneja seguro

Es lo que te dirá todo el mundo, y por lo mismo aquí te lo repetiremos: maneja seguro, con cuidado, sin exceder las velocidades máximas, respetando las señalizaciones, etcétera.

Recuerda que, aunque tú tengas muy buenos reflejos, probablemente te topes en la ciudad con más de un conductor despistado hablando por celular, y si vas muy rápido no tendrás el tiempo para reaccionar adecuadamente, incrementando la posibilidad de chocar tu primera moto.

Además, infórmate de las leyes para motos: por dónde puedes conducir, bajo qué normas, en dónde puedes estacionarte. La idea es que esté segura en donde sea que la dejes, y que no te la confisquen la primera semana sólo por desconocimiento.

Como ves, para cuidar tu primera moto debes antes considerar lo más básico en cualquier tipo de conducción. Mantente atento a cualquier ruido o comportamiento extraño los primeros meses, no la fuerces, y llévala al mecánico apenas tengas dudas: él podrá darte algunos otros consejos útiles.