Por disposición de la OMS (Organización Mundial de la Salud), cada 19 de octubre se celebra el “Día internacional de la lucha contra el Cáncer de Mama”, cuyo objetivo principal es generar conciencia en la población principalmente femenina, pero también masculina, quienes padecen la enfermedad en menos cantidad.

Se estima que 1 de cada 8 mujeres desarrollará la enfermedad durante su vida, motivo altamente preocupante para los médicos al considerarse una cifra bastante alta, considerando además que, en el mundo, cada 30 segundos es diagnosticado este tipo de cáncer y que cada 53 min una paciente muere por ello.

Durante el 2020 y producto de la pandemia por Covid -19, un alto porcentaje de pacientes no realizó sus controles ya sea por miedo a contagiarse o porque no había personal disponible para realizar algunos procedimientos, algo que afectó de manera negativa a la población, ya que solo en nuestro país disminuyó un 61% la realización de exámenes específicos para prevenir la enfermedad.

Cabe destacar la importancia de realizarse la mamografía como mínimo cada 2 años a partir de los 40 años y para aquellas pacientes con antecedentes familiares de la enfermedad es recomendable que comiencen con este proceso a los 35 años y que el examen sea anual.

La recomendación básica es realizarse el autoexamen mensualmente, el cual debe ser realizado por cada mujer entre 8 a 10 días después del inicio de su ciclo menstrual. Cabe destacar que los síntomas de alerta inmediato son:

  • Bultos en los senos o cerca de las axilas.
  • Aumento de tamaño considerable de una o ambos senos.
  • Cambios de color o hundimiento en la piel del pezón.
  • Dolor constante en la zona mamaria
  • Líquido o secreción inusual (sobre todo si no se está amamantando es una señal de que algo anda mal).

No te pospongas y realízate ya la mamografía, un examen a tiempo, puede salvar tu vida y recuerda que esta enfermedad no solo afecta a mujeres, ya que un porcentaje menor de hombres, también la padece.